Archive for 26 julio 2009

h1

El marketing participativo es el nuevo estándar en marketing

26/07/2009

(Artículo de Bárbara Gallotta de Lastinfoo)

Cuando hablamos de marketing participativo nos estamos refiriendo a una estrategia de marketing que recurre a multiplicadores de información, encarnados en líderes de opinión, difusores de tendencias, especialistas con peso mediático o, simplemente, consumidores satisfechos.

La divulgación del producto o servicio o recurre a la campaña de marketing participativo se realiza de forma voluntaria por los difusores, surge de un interés genuino por su parte en propagar, en recomendar, en promocionar algo en lo que realmente creen. Viejo conocido, el boca-oreja, de boca en boca, el word-of-mouth, el buzz buzz.

La virtud principal del marketing participativo, según muchos expertos, es la credibilidad: el que recomienda lo hace desde su propia satisfacción o experticia. ¿Por qué no íbamos a creerle si no está trabajando para la marca?

“En la actualidad, y frente a la pérdida de credibilidad que sufren los medios convencionales, está demostrado que la alternativa más fiable para una buena estrategia de marketing es la generación de recomendaciones entre consumidores, canalizándola y estructurándola a través de estrategias de Marketing Participativo.”, de esta manera explica PuroMarketing.com la creciente importancia del marketing participativo.

Las posibilidades del boca-oreja son varias:

Buzz marketing: el rumor crece por medio del intercambio de persona a persona.
Viral marketing: los mensajes se difunden en la red.
Community marketing: supone la existencia de un grupo un grupo o comunidad de fansde una marca.
Influencer marketing: las opiniones que se buscan para influenciar son las de líderes, expertos.
Brand blogging: a través de un blog, la empresa o marca genera una relación espontánea y directa con el cliente , en la cual prima la confiana y el intercambio de iguales.

En épocas de crisis, la estrategia de marketing de las marcas debe estar orientada a conectarse con el consumidor, a conversar con él o ella, a pedirle su opinión, a obtener información de primera mano sobre sus demandas, sus gustos y necesidades.

La dinámica de una red social, para ser exitosa, tiene que propiciar un intercambio entre clientes y clientes potenciales, no debe ser intrusivo sino participativo y hacer que los miembros de su comunidad o red divulgen de forma natural el producto o servicio.

Ya sea que el marketing participativo sea su único medio de promoción y publicidad o que inetgre un mix compuesto por estrategias tradicionales y participativas, nunca olvide que el boca-oreja se puede (y debe) generar. Los tiempos que corren no pueden esperar a un marketing de generación espontánea.

Fuente: Marketing y Empresa

Anuncios
h1

Las empresas recurren al Crowdsourcing para llegar a sus clientes

20/07/2009

La evolución de Internet o web 2.0, que es más participativa, se convierte en una gran herramienta de conocimiento sobre los consumidores y sus hábitos de conducta y consumo.

Se trata del Crowdsourcing, una técnica de fácil aplicación y bajo coste, que puede ser utilizada por cualquier tipo empresa que lo desee, conocer que es lo que sus clientes piensan y sienten sobre sus productos o servicios: ya sea para la creación o la evaluación del mismo y conocer que es lo que potenciales clientes buscan encontrar en la marca: cuales son sus deseos.

crowdsourcing

“De esta manera, pueden ampliar su mercado objetivo, ya que todos pueden participar y permite además involucrar al usuario con la marca, creando una afinidad especial, ya que es él quien inventa, vota y elige”.

¿De qué se trata? El Crowdsourcing es una tendencia de la cual se habla desde el 2006, gracias al periodista Jeff Howe de la revista tecnológica Wired.

Se llama así a la propuesta que realiza una institución o compañía, acerca de un problema y una posterior recompensa a quien o quienes lo solucionen. Esta propuesta se realiza de forma abierta al mundo, todos pueden participar.

“El crowdsourcing es la evolución del outsourcing, a través del cual las empresas externalizan sus servicios. La gran diferencia es que en el primero todos pueden participar, no sólo un grupo selecto de profesionales, lo que proporciona muchas y diferentes ideas, a un bajo costo”, explicó Sallenave.

¿Cómo funciona? Para el correcto funcionamiento del Crowdsourcing, es necesario que existan normas para mantener el orden. La decisión final la toma un equipo o una sola persona para lograr la máxima expresión de cada uno, permitiendo, de esta manera, el mejor para el testeo de una propuesta que brinda la empresa, que para la creación de un producto o servicio.

Una de las ventajas de esta técnica es que se paga solo si tiene éxito. Además, en grupos grandes hay mucho más talento que cuando se contrata un grupo limitado de profesionales (outsourcing).
El problema se resuelve rápidamente por la gran cantidad de personas que participan y permite obtener información de lo que el cliente desea.

De esta manera, el cliente participa en la creación de la marca.

Personas o empresas En ambas categorías el objetivo es la evaluación, creación o diseño de un producto o servicio. Cada uno propone una idea en particular acerca de un proyecto propio, dándola a conocer a todo el mundo.

En el caso de las empresas, son las que realizan una propuesta abierta: presentan un problema para que sus usuarios lo resuelvan.

“Es mucho más sencillo de lo que parece, amplía el mercado objetivo y crea una afinidad especial con sus clientes actuales”.

Fuente: theslogan

h1

This is Not a Sponsored Post: Paid Conversations, Credibility & The FTC

11/07/2009

El post de Brian Solis en TechCrunch nos da una visión excelente del estado en EEUU sobre la etica de retribuir  bloggers (que sea a través de dinero o productos). Leyendo el artículo por segunda vez, pienso que vale la pena de publicarlo para iniciar en España un pensamiento ético al respecto que falta en muchas agencias online de este país.

“¿Quieres asegurarte la cantidad de post que mencionan tu producto? Fácil, contrata los servicios de una empresa que paga bloggers”, me ha dicho un directivo de una agencia online. Pues para mi no me parece ético si el blogger no menciona la fuente que le ha motivado a escribir su post…

********************************************
In the eyes of imaginative and opportunistic advertisers and marketers, bloggers and online influencers are the new celebrities and athletes. Brands are showering them with endorsement deals rich with products, cash, trips, exclusive access to information, and VIP treatment each and every day, creating a new genre of star spokespersons.

Many expert and lifestyle “citizen” bloggers and online weblebrities are creating communities around their personas as they freely and actively share personal and identifiable experiences online, in social networks and also in the real world. Those who can successfully connect their stories to others in and around their peer groups earn trust, visibility and authority – limited only by ambition and ingenuity. They’re rewarded for their presence and ability to point their followers in strategic directions.

These new brand ambassadors are almost the perfect instruments for surreptitiously sparking and cultivating a groundswell of desire within desired target markets.

Consumers look to experts and trusted peers for guidance and insight when making decisions.

But who’s to say that the information they’re receiving from their trusted sources is indeed truthful and honest? Many of these followers are blind to the fact that some of these authorities are actually directly or indirectly compensated for their opinions and insights.

Read the rest of this entry ?